MEGADETH EN LIMA

Mi Viejo Casette…20 años después

1990 fue el final de una década pródiga en música, y mas aún en el rock que ahora conocemos. Pero también fue el comienzo de otra década que nos dio mucho más música, rebobinada…porque no, reciclada…puede ser, reinventada…en algunos casos. Demás esta decir que para el heavy metal se abrió un abanico musical para todos los gustos. No mencionaremos acá todas las “clases” de metal que se dieron (…se rebobinaron, se reciclaron o se reinventaron), pero de que se dio algo, se dio.

Los que vivimos nuestra niñez y adolescencia entre los años 1980 y 2000 lo sabemos muy bien.

Tenía yo 11 años cuando en un programa de televisión pasaron el último video del grupo Megadeth, la canción: Hangar 18. Como le habrá pasado a muchos metaleros, o aficionados a esta música, tal tema fue un bombazo en la cabeza. Yo no paré hasta poder contar con el disco entero, y en esas épocas lo que se tenia a la mano eran las copias de cassette que se vendían en la esquina de la Universidad Villareal, donde muchos de nosotros nos abastecíamos de música y a los que les debemos nuestro gusto por ella. Aun no había quien grabara discos, pero esa es otra historia.

Yo logre comprar mi cassette en Polvos Azules en el puesto de un joven metalero que había pintado con resaltador las letras de Megadeth en la fotocopia de la portada   para que se viera mejor. Mi amigo Luis y yo probamos aquel casette llamado Rust In Peace para cerciorarnos de lo que contenía (una vez compre un cassette de W.A.S.P y había cualquier otra cosa en la cinta), y sonó en los parlantes Holly wars… the Punishment due, neófitos en el sonido de Megadeth le pedimos al joven que adelantara la cinta para escuchar la voz y recuerdo claramente escuchar a Dave cantar: Brother will kill brother…. y nada volvió a ser igual.

La historia de Megadeth ya todos la conocemos y algunos odian o quieren a la banda y no se podrá juzgar a nadie por la apreciación que tenga, pero de que la banda tiene un lugar especial dentro de la jerarquía metal, y de que este disco, Rust in Peace, es uno de los mejores del genero, nadie puede negarlo.

La primera vez que Megadeth vino al Perú fue una experiencia increíble, los que estuvimos en el concierto sabemos que así fue, y que escuchar decir a Dave que volvería sonaba como la promesa que una banda cualquiera lanza en agradecimiento al finalizar sus conciertos. Megadeth no es una banda cualquiera, Megadeth regresó al Perú, y no solo eso, sino que vino a celebrar los 20 años del tremendo Rust in Peace. Y además el querido David Ellefson regresaba con ellos.

En los últimos años el Perú ha tenido la oportunidad de ver en directo a varias bandas de rock, de heavy metal, cosa a la que no estábamos acostumbrados, pero al retorno de una de ellas era demasiado. Este concierto de Megadeth era imperdible  porque era el regreso prometido.

El concierto se dio en la explanada sur de del Estadio Monumental, el domingo 2 de mayo, con la presencia de la banda nacional Arsenal. Y como se esperaba, desde tempranas horas muchas personas esperaban en la entrada del monumental. Sol abrazador, cerveza helada, reventas, venta de colas, venta de polos, y demás souvenirs. Yo llegue a las 4:00pm y ya había gente esperando, bajo un sol inclemente que no amilanó los ánimos de varios metaleros que pugnaban por una buena ubicación, y como diría un viejo amigo que ya no esta por estos lares: en el infierno hace más calor.

Me llevé una gran sorpresa al enterarme que aún quedaban entradas y que la reventa estaba mas baratas que en boletería, cosas que pasan en nuestro país. Pero increíblemente eso ayudo a que se llenara el local. Es probable que debido al precio elevado de las entradas no se hayan vendido todas, y cuando uno va al concierto resignado a escuchar desde afuera y se encuentra con que las entradas están baratísimas, pues compra. Así todos felices y de paso se les da una lección a los organizadores ya que el precio alto no es muy justo y es evidente que las diferentes zonas deberían desaparecer y ser una.

Lo del domingo fue algo increíble, una fiesta metalera, que ya se sabía como iba a ser, pero que se esperaba con ansias. Ya dentro de la explanada la espera se hacia menos pesada, pesada iba a ser la noche que horas después venia: Megadeth en vivo.

Pienso que este concierto debió ser en otro lugar, un poco más grande, claro que para eso se debió vender entradas mas baratas. Y para que no sea un debate de huevo o gallina solo diré que muchos conciertos que se han realizado en la explanada, por cuestiones de precios de entradas no han sido un éxito. Yo creo que este concierto fue un éxito porque se llegó a llenar, pero se lleno por las razones que explique líneas arriba. Otro tema fue el del sonido porque me pareció, no sé si únicamente a mí,  que pudo sonar mejor con un volumen más elevado. Sí, ya sé que no soy ingeniero de sonido, pero son cosas que también se tienen que decir, es mi humilde opinión.   A pesar de ello,  fue un gran concierto, y es por eso que se escribe esta pequeña reseña de esa gran noche.

El concierto comenzó con Arsenal, banda nacional que nos brindo un show muy potente. Fue la primera vez que escuchaba a la banda y me dejó  una buena impresión. Un trash metal clásico que a juzgar por el desenfreno que generó, gustó a todos en la explanada del Monumental. Los muchachos de Arsenal se mostraban felices de poder abrir la noche, y de la conexión que se creo con la audiencia. Las guitarras dispararon los riffs necesarios para que se ponga todo a un buen nivel y en media hora de show ya todo estaba preparado para el plato de fondo.

Mientras se esperaba la salida de Megadeth, los muchachos de staff arreglaban la escenografía. El nombre de la banda, la portada del disco, el Vic como siempre bien elegante, bien a la ocasión (20 años no se cumplen todos los días pues), cajas que simulaban un deposito y la batería con doble bombo con el logo de aviso toxico, como el video de Hangar 18, ese mismo video que hizo de Megadeth una de mis bandas favoritas.

Minutos antes de que Dave y compañía salgan a escena, se escuchaban canciones de AC/DC, Iron Maiden, Pantera, etc. Hasta que las luces se apagaron y….ya saben, las manos arriba, el corazón agitado, el grito de Megadeth en la garganta. El primero en salir fue el batero Shawn Drover, luego salió Chris Broderick con una bellísima guitarra, lo siguió David Ellefson al cual se le aplaudió a rabiar por ser su primera vez en Lima y por darnos la oportunidad de poder ver a los dos pilares que impulsaron a la banda en sus primeros años, y participes del disco en mención. Por último salió Dave Mustaine, tranquilo, a paso lento pero seguro, tomo su pose de rockstar y el concierto había empezado.

Los dos primeros temas del ENDGAME, DIALECTIC CHAOS, canción  que recuerda a Into the Lungs of Hell (canción que además abre el tercer disco So far, so good…so what) y todo el mundo no paro de saltar y gritar. Al igual que en el disco empalmaron con THIS DAY WE FIGHT! Luego todo lo relatado líneas atrás se volvió nada porque le siguió el tema IN MY DARKEST HOUR, cantado al unisonó por una audiencia rendida ante tremendo sonido. Yo estuve en la ultima zona, y allá atrás fue un infierno cuando sonó el intro de la canción, cada palabra era cantada por todos, no recordaba la letra y no importaba si no fuera ingles…las palabras sonaron; sí que sonaron: a pain a pain Won’t you hold a me again you just laughed ha ha bitch.

Olé ole olé Mustaine Mustaine! era lo que se escuchaba como saludo de parte de los bangers peruanos que ansiaban este retorno. Dave hablo, saludó feliz de volver y luego, se dio el momento esperado, el RUST IN PEACE.

Escuchar el intro de HOLLY WARS fue alucinante, fue como poner mi viejo cassette,

HANGAR 18 de igual forma. Estos temas fueron tocados en Lima la primera vez, pero en esta celebración se hacían más especiales, se esperaban con ansias, y escucharlos con Ellefsson en el bajo fue demasiado. Lo que vendría luego ya todos lo sabían, todos, pero aun así esperar cada canción era como acariciar la piel con un cuchillo antes de cortar…sabes que te va a cortar, que vas a  sangrar…

TAKE NO PRISIONERS una de esas canciones con riff endemoniado y frenético. Como se sabe son 20 años y no le vamos a pedir a Dave que siga cantando igual. Por momentos se perdía la voz, no se le escuchaba y pero sumado a ello cientos de almas cantando, era una fiesta. Got one chance, infiltrate them. Los fans del grupo, y de este disco en particular, saben que cerca del minuto y medio, o mas, se escucha el tapping que hace Ellefson… yo espere toda mi vida para ver ese momento y lo congele en la memoria (disculpen la emoción). Take no  shits!!!!

Mi hermano mayor alguna vez me dijo que el intro de FIVE MAGICS sonaba muy diabólico. Un rotundo SI por respuesta, y esta vez sonó con un coro mas diabólico aún que dio paso a un deshueve total. I master five magics… demasiada emoción para una noche. Dave cantaba Possessed with hellish torment, y David lo repetía con una voz de ultratumba. El solo final de Dave fue increíble, sonaba igual a mi viejo cassette.

Cuando sonó POISON WAS THE CURE, David Ellefson se paseaba por el escenario agitando a la gente, preparándolos para lo que venía, con otro de esos riffs frenéticos característicos de la banda. Esta canción será la mas corta del álbum, Taste me!!! pero que canción!!!como aquella que sonaba en mi viejo cassette.

La risa enferma de LUCRETIA nos avisaba que su canción empezaba, aquel riff es una de esas joyas del disco, y en realidad la canción completa, que es la mas lenta y diferente, pero no por eso menos importante. El solo final es genial y Dave lo toco increíblemente.

TORNADO OF SOULS, el tema pilas del álbum. This morning a made the call. Para ese momento era incontenible la emoción. blow me away!. Y ese solo que Chris hizo sonar de manera elegante ya era demasiado, y uno podía ver como lo disfrutaba. Fue uno de esos momentos altos de la noche. You’ll feel my cold breath It’s the kiss of death. Fue como poner mi viejo cassette.

Ellefson se quedo en el escenario con Shawn Tocando DAWN PRATOL y Dave cantando desde donde no se le pudiera ver, para no perder la magia. Y la magia se creaba también con ese ritmo básico de batería y esa frase del bajo que se pasea sigilosa y perturbadora, como un cuchillo acariciando la piel antes de

RUST IN PEACE…POLARIS. “No me gusta esa canción”, me dijo Carolina, pueden creerlo, no señor. Esta canción no le gustará a Carolina, pero a juzgar por el desenfreno que ocasionó, nadie comparte su opinión. Canción que le da titulo al álbum y que consta de dos partes.  De chico yo imaginaba que esa canción la cantaba también el Vic, en realidad todas esas voces en las que se escucha la voz de Dave con efecto en todo el disco. Algunas de esas partes las canto el buen Dave con buena voz (la que le permite los años) otras veces David Ellefson. Eradication of Earth’s Population loves Polaris. Cabezas y manos se agitaban al ritmo de la parte final de la canción y así se termino  de presentar todo el disco. Palmas, gritos, sudor, lagrimas…

Todo el mundo tomo un respiro porque la noche no terminaba aun, pero lo que habíamos presenciado fue realmente emocionante. Puede que sea muy nostálgico, y es que mi viejo cassette…, pero creo que no fui el único en emocionarse, lo pude ver en la cara de muchos compañeros de batalla que por momentos no lo podían creer, que sonreían y se agarraban la cabeza como intentando aclarar la situación. Increíble.

El concierto continúo con temas del último disco ENDGAME, HEADCRUSHER y THE RIGHT TO GO INSANE. El primero con previa inducción por parte de Dave de cómo se debe cantar Head crusher!!! y el segundo presentado por David Ellefson.

Ole ole ole Mustaine Mustaine!!!. Dave recogió un par de banderas más y las puso en el escenario a lo cual la audiencia respondió gritando Perú Perú Perú!!!.

A TOUT LE MONDE puso la nota de calma aquella noche, canción que tiene una mística especial y que todo el mundo cantó, y no importaba si no era inglés (o francés), se cantó con el corazón.

SYMPHONY OF DESTRUCTION es un clásico. Megadeth Megadeth Perú es Megadeth. David Ellefson quien regresó a la banda pudo saborear lo particular de este coro, la emoción se hacía evidente en su rostro.

Dave nos dijo: “no solemos tocar esta canción” y a continuación sonó SWEATING BULLETS, tema de pintoresca letra, con esa dualidad que debe tener este señor, cosa que toma con mucho humor.

Con estas 5 últimas canciones se retiran, pero uno ya sabe que regresan. Y regresan para terminar con dos súper temas: TRUST y PEACE SELLS.

El primero, una entrega de genialidad y siendo en vivo una experiencia única. Definitivamente Chris Broderick encaja increíblemente en la banda y le pone su toque elegante en contraste con la manera de tocar de Dave, que desde sus inicios fue fulminante. La última parte de la canción Dave la canto en español como ya es su costumbre y todos lo seguimos, y no importa si no fuera español (no recordaba la letra), las palabras sonaron.

Al final se dio otro momento digno de guardar en la memoria. El bombo marcaba un ritmo y sabíamos que sonaría PEACE SELLS, pero esta vez lo tocaría David Ellefson y fue increíble. Is If there’s a new way, I’ll be the first in line, todo el mundo feliz saltando de emoción hasta que la canción para y Dave nos pregunta: can you put a price on peace? Y todo estalló, sabíamos que se acercaba el final. Y qué final peace sells but who’s buying!!! Y todo era un pandemonio, algunos metaleros de la zona en la que me encontraba intentaron pasar so pretexto de emoción pero los 911 lo impidieron. La canción terminó y Dave soltó nuevamente la parte final de HOLLY WARS con esos armónicos rápidos para luego pasar a presentar a la Banda. Dave toco el solo de guitarra correspondiente y así termino el concierto. Los cuatro integrantes hicieron una reverencia y se retiraron. Dave nos agradeció el haber estado y se marchó.

Demasiado para una noche. Sid Vicious cantaba My Way y sólo nos quedaba tomarnos fotos con el Vic Rattlehead, siempre tan elegante.

Se que puedo pecar de nostálgico, una vez más, pero fue un buen concierto. Fue el regreso de una gran banda, que celebraba 20 años de uno de sus mejores discos, y que traía a unos de sus integrantes originales de vuelta.

Solo queda decir gracias Megadeth por darnos nuevamente un show increíble y por hacernos retroceder a muchos de nosotros 20 años atrás y sentirnos adolescentes, niños, animales, lo que sea…y fuera de control, eso sí.

Si pues, lo digo con nostalgia porque yo crecí con ese cassette de Megadeth y lo llevaba a todas partes conmigo. Prestándolo a todos mis amigos, y claro que algunos me lo tiraban, otros solo miraban la portada y me lo devolvían y pocos lo escuchaban y reconocían la grandeza que en él había. Luego, el tiempo dejó de lado estos artefactos y pude tener un disco.

Al encontrarme con amigos a la salida del concierto le dije a alguno de ellos casi en broma que ya me podía morir en paz, y en realidad podría ser. Esa noche el alma salió contenta y libre, con el cuerpo destrozado como si hubiéramos estado en una batalla. Definitivamente el alma salió satisfecha y el cuerpo… bueno el cuerpo se pudre en paz.


Anuncios
Published in: on mayo 8, 2010 at 12:52 pm  Comments (3)  
Tags: , , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://oidosvirgenesbsides.wordpress.com/2010/05/08/megadeth-en-lima/trackback/

RSS feed for comments on this post.

3 comentariosDeja un comentario

  1. Me encantó tu reseña y me pudo dar idea de lo que me perdí esa noche =(. Estuvo genial pero hubiera deseado que no hubiera sido un domingo, recontra mal dìa para hacer un concierto. En fin, estaba pensando ir al concierto el mismo día pero el cansancio y el hecho de vivir al otro lado de la ciudad me hicieron desistir. Además un amigo me contò que hubo un fuerte cordón policial que impedía la entrada de personas sin entrada e incluso me contaron que no dejaban entrar a personas con entradas de cortesía. Esas fueron las razones que hicieron q me perdiera de este conciertazo.

    Espero que regresen otra vez !

  2. estuve ahi y te entiendo perfectamente…. fue uno de los momentos mas alucinantes de mi vida, no es el primer concierto de Megadeth al que voy, fui tambien al del 2008, pero lo del 2 de Mayo fue algo irrepetible…. me parecio oir que venia de nuevo? al final? ojala…. yo tambien puedo morir en paz…

  3. http://www.youtube.com/user/bleedthefreakz#p/f/11/wz-yt29__5c

    MEGADETH EN LIMA


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: